miércoles, 1 de junio de 2011

Keiko Fujimori cayó en el juego y ahora no puede desprenderse de los graves crímenes de las esterilizaciones forzadas cometidos durante el Fujimorato y que fueron 314,000 y los criminales están libres y acompañando a la hija de Alberto Fujimori en la presente campaña electoral presidencial. 'Yo, Sí Opino' Mierc 1/6/11